Archivo de la categoría: Cusco

Presentación de Videos Documentales Indígenas

Presentación de videos indigenas.

Presentación de videos indígenas.

Este martes 23 de diciembre llevamos  a cabo la presentación de unos videos-documentales, producidos dentro de los talleres de Creación/Investigación en audiovisuales, que el Proyecto Amauta del Centro Bartolomé de Las Casas, ha llevado a cabo en la comunidad de Ccachin en Lares.

Sigue leyendo

Etiquetado

Carlos Ochoa – El sabio de la papa

Portada del libro de Carlos Ochoa

Portada del libro de Carlos Ochoa


Hace algunos años, en la oficina de una ONG esperando a un amigo, vi un libro amarillo, voluminoso, de alguna manera intimidante para leerlo, se trataba de «Las papas de sudamericana – Perú», no lo leí, tan solo di vuelta a algunas paginas y quede intrigado de todo lo que ese libro pudiese contener, al volver mi amigo, que era extranjero, me dijo que se trataba de uno de los estudios más completos que se tenían sobre el tema, y que el investigador era un notable ingeniero cusqueño, de ahí me quedo grabado su nombre: Carlos Ochoa.

Sigue leyendo

Claude Lévi-Strauss – ¡¡¡Enorme!!!

Se celebran 100 años de la vida de este magnifico antropólogo, yo, que leí hace años Tristes Trópicos y quede embelesado por ya no sé que sensaciones, me adentro ahora en diferentes ontologías para explicarme mi yo y su circunstancia, como diría Ortega y Gasset, vagando errante entre los diversos adjetivos y verbos que el español me propone, por el cual me constituyo pero al mismo tiempo me pierdo, y claro, viendo ahora a este señor… que emoción la aventura de su pensamiento, que lección desmedida para remontar el pensamiento en general y establecer desde el, diversos miranetes que nos ayuden a todos nosotros en ese ejercicio de explicarnos y de comprender al otro y de ahí enriquecernos y enriquecer la vida misma.

Sigue leyendo

Fondos para investigación en paises andinos – Research funding opportunity in Andean Countries

Me rebotaron por ahí este convocatoria para un concurso/financiamiento, creo que puede ser una magnifica oportunidad para personas que hayan estudiado agronomía o biología o sepan de temas hídricos y que quieran profundizar en el trabajo de por ejemplo Don Leopoldo Maccarcco u otros casos o labores comunitarias, hay en realidad muchísimo por aprender de lógicas tradicionales sobre buenos manejos de tierras y suelos, sabiduría importantísima en la que debemos reparar.
Sigue leyendo

Algunos aspectos del turismo en Cusco

Esta entrada en la bitácora esta generada a partir de uno que leí en el Blog del Morsa, acerca de unas directivas de un alcalde en Barranco-Lima, sobre las decisiones arbitrarias para sacar a una vendedora ambulante de tamales del distrito, como el caso, salvando las distancias naturalmente, me hace pensar en el proceso que sufrió el Cusco en los últimos 15 años, voy a referirme a este último para poder dar algunos elementos de discusión sobre estos procesos enajenantes de cómo por un lado se habla de la cultura, mientras que por otro se la estrangula oficialmente.

Capitalismo salvaje también en el turismo.

Capitalismo salvaje también en el turismo.

La desaparición de las personas del espacio publico que mantienen y conservan la cultura en sus diferentes modalidades, es un problema que en el Cusco se ha vivido paulatinamente con la «privatización» del centro histórico de la ciudad, en donde los lugares tradicionales que cobijaban a los cusqueños: picanterías, chicherias, teterías y demás, ahora se han visto poblados por una diversidad de restaurantes y otros locales que no están al acceso del publico local por la razzia económica que se levanta en estos, y que además abre un mercado en el que ya se han venido a instalar Bembos y McDonalds, como proezas de la irreal «economía» cusqueña actual, arrinconando y matando una diversidad de practicas culturales, (gastronómicas, religiosas, cívicas, etc.), que han constituido además, junto con esta perdida ya considerable, la anulación de una diversidad de pequeños trabajos de toda la gente que posibilitaba estos servicios.

Actualmente incluso, aquellas personas que quieren de alguna manera aprovechar el mercado turístico y que son de pocos recursos, tratan de sobrellevar la situación vendiendo postales y cosas menores a los turistas que se pasean por la ciudad, sin embargo la policía municipal esta permanentemente detrás de ellos, decomisando sus cosas, persiguiéndolos y brutalizándolos, no importa si sean niños o mujeres, llegando a diferentes situaciones absolutamente deplorables, en donde los transeúntes ocasionales y los mismos turistas reclaman por esa serie de abusos.

El objetivo es limpiar la ciudad, hacer de esta un museo, envitrinarla por completo, en donde los turistas no sufran ni siquiera la incomodidad de un mosquito, y ahí, claro, la inversión económica del pensamiento «pensar en grande» tiene todas las puertas abiertas: hoteles, restaurantes, operadores turísticos, y diversos otros servicios, tienen el campo abierto para hacer sus inversiones. La cara oculta de este sistema es que produce una serie de empleos de segunda y tercera categoría, ya que sus ingresos (los de todo el personal que laboran en esos centros) pueden ser cubiertos fácilmente con dos días de facturación de esas empresas, que mantienen salarios de 500 a 800 soles. Esto lo sé de una seria de testimonios cercanos de personas que trabajan en estos espacios, y de mi propia experiencia en ellos, no hablo por lo tanto como uno que paso por aquí y que  vio que qué bueno el turismo y que paja la inversión extranjera.

Otra cosa es que este proceso de limpiamiento de los espacios públicos, dentro de esta oleada de mega-proyectos para los servicios, ha convertido a la ciudad, a su centro histórico me refiero, en una suerte de parque temático, en donde por ejemplo el barrio tradicional de San Blas, que antes albergaba una diversidad de maestros artesanos notables, este actualmente completamente dedicado a la oferta turística, habiendo para esto evacuado a las personas que a diario construían eso que llamamos cultura.

La cosa exótica del populorum esta buena para las tomas postales que dicen demandan los turistas, no sin embargo sus deseos y aspiraciones de una vida más digna en sus propias ciudades,  eso si que no, santa predica que va desde los variados negocios de la iglesia, que son comandados desde el arzobispado por el cura de extracción opusdeineana a su administrador, un tal Luchin G., hasta por supuesto la cadena de hoteles y demás servicios turísticos que están insertos en el negocio.

No estoy en contra del turismo, ni de las posibilidades económicas que para un sinnúmero de familias representa, el punto no es ese, la situación en todo caso es la equidad con la que esta ideología de libre mercado se instala en nuestra sociedad, que se instala como ya lo dije desde la iglesia hasta el más pequeño negocio, arrinconando nuevamente a los sectores sistemáticamente más empobrecidos de nuestra sociedad, asfixiándolos para simplemente relegarlos a trabajos en donde son explotados y humillados sistemáticamente.

Todo esto dentro de otras cosas, como la exclusión descaradamente racista, ya no solo económica, de algunos centros nocturnos a los cusqueños más “autóctonos” y la discriminación instalada en el mismo habitante de la ciudad, que lo lleva a considerar a su paisano, como uno de clase inferior y que no guarda para si ningún tipo de respeto y deber con su colectividad.

Esta situación naturalmente no es general, hay buenos empresarios de aquí y de allá, que tienen una mayor apertura a una implantación de políticas que respeten la ciudad, sus habitantes y empleados, pero no es lamentablemente la parte más significativa. Creo por ello apremiante la discusión de los mecanismo en los que el turismo debe de llevarse a cabo en nuestra sociedad, una discusión que no solo debe de tener en línea a los que lucran directamente en este sector y las autoridades del ramo, sino a personas que puedan señalar otras perspectivas y sobretodo a los grupos a los que se mantienen relegados de los beneficios de esta industria, no puede ser que el único fin sea solo el dinero para algunos, la miseria para los más y la falta de espacio publico en general, para la colectividad entera.

De todo esto, queda para hablar/escribir acerca de la responsabilidad misma que los cusqueños mantienen en este estado de cosas, más allá de las cosas que ya se han dicho y discutido, hasta cuando “pe” paisanos.

sls

***

P.d. Algo que no quiero olvidar, es mencionar que los turistas extranjeros están exonerados de pagar el IGV del servicio hotelero y de otras cosas más, no así los turistas nacionales, digo yo: ¿cuanta plata que tendría que ir por impuestos se pierde ahí?, más allá, evidentemente, de la discriminación a un turista con un color de pasaporte determinado, ese que precisamente es del Perú.

Etiquetado ,